martes, 19 de enero de 2021

hablar demasiado de mi misma, 
como si no supiera hacer otra cosa. 
eso debe ser el pecado, 
la manzana podrida 
que nadie comió.
atraganta.
re-muerde.
estropajos agarrando sus manos blancas de lejía 
aquel viejo bloque de apartamentos desnutrido en gris mortuorio 
nada nos recordará a la playa 
a brasil 
al tiempo perdido

No hay comentarios: