jueves, 19 de noviembre de 2020

 Son las 6 de la mañana 

otro amanecer.

me equivoqué con David. 

era un gran capullo. 

todos nos equivocamos

y por algo le caía mal a todo el mundo, 

era lógica. 

creo que lo jodí, 

o eso espero. 

Además de recitarle mil misas negras. 

no podía esperar menos. 


No hay comentarios: