lunes, 30 de marzo de 2020

Ni siquiera sabía que estaba en el lugar más sagrado de la tierra.
Donde Dios permanece.

No hay comentarios: