miércoles, 15 de agosto de 2018

no hay remedio para la distancia
yo, que me comí todos los remedios
miro débil hacia abajo
sé lo que he perdido
lo poco que he ganado
no había ningún remedio.
ni para la maldad que recorre sus venas
su columna
y lo hace andar.
no habrá baile
no hubo consideración
me quedé esperando
a veces sé que las cosas han terminado
sin murmurarlo

No hay comentarios: