martes, 11 de diciembre de 2012

Recogí mi pelo con un puñal

No eres feliz tampoco tremendamente infeliz, para eso ni sabes me lo llevo yo.

1 comentario:

mareva mayo dijo...

tu blog es potente, como la huella de la pólvora.. como la sangre escurriéndose, es sanguíneo, es verdadero..

un placer el rato que caí aquí

salud!