domingo, 11 de septiembre de 2011

Salmo 23

Salmo de David



Copiado de La Santa Biblia

Antiguo Testamento



El Señor es mi pastor; nada me faltará.

En lugares de delicados pastos me hará yacer:

Junto a aguas de reposo me pastoreará.



Confortará mi alma;

Guiaráme por sendas de justicia por amor de su nombre.



Aunque ande en valle de sombra de muerte,

No temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo:

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.



Aderezarás mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores:

Ungiste mi cabeza con aceite: mi copa está rebosando.



Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida:

Y en la casa del Señor viviré para siempre.

1 comentario:

Roof dijo...

¿Cómo estás, guapa?
¡Vaya! ¿ahora citas la biblia? je je.
Aunque camine por el valle de la sombra y la muerte no temeré, porque soy el cabrón más grande sobre la faz de la tierra.
Un beso