miércoles, 25 de agosto de 2010

Ser neurótica, como ser un árbol

Ser neurótica

como ser un árbol


Los vecinas no paran de gritar en la calle, con sus hijos, con sus movidas, sus vidas…
su hija no quiere comer, llora y grita, son las 12.40, el almuerzo, dentro de hora y media intentaran meterle la comida. Comen en la calle, si. muchas veces, en verano. Mientras yo abro todas las ventanas, si, es verano.

En una semana se habrán ido mis vacaciones y el verano junto con el peor agosto que recuerdo. él aun esta allí. final de agosto y viendo locos. no sé que le diré, quizá pueda quedarme callada observando inexistentes cuadros, es mejor, nadie sabe nada. tendré que armarme de valor, mirarle y capturar su imagen por 3 segundos y vivir de ella, unos meses, unos años o una vida.

No hay comentarios: